TRATAMENTO DEL ALCOHOLISMO

 

El tratamiento del alcoholismo exige un enfoque multidisciplinar, ya que esta enfermedad es multicausal (varias causas) y multifacético.

En primer lugar se debe proceder a la desintoxicación alcohólica, es decir, superar una fase inicial, en la que el enfermo debe conseguir la abstinencia, eliminando el alcohol de su sangre. Esta fase suele durar en torno a unos 15 días, y es aconsejable y en ocasiones necesario, realizarla bajo una estricta supervisión médica (en ocasiones se recurre a tratamientos de desintoxicación hospitalaria).

Superada esta primera etapa, el fin a perseguir es la abstinencia total, para siempre, es decir, deshabituarse del consumo de alcohol. Este es un proceso más complejo, que implica además una serie de cambios motivacionales, actitudinales y comportamentales. La persona alcohólica debe aprender a vivir sin alcohol.

En este caso, se ha mostrado efectivo en un primer momento el tratamiento con interdictotes de alcohol, es decir sustancias aversivas que impiden el consumo del tóxico, por los efectos negativos que implican la combinación. En el caso de los interdictotes del alcohol ha de haber un exhaustivo control médico, siendo consciente el paciente, que el consumo de etanol puede llevarle incluso a la muerte.

Esta terapia debe ser combinada con actuaciones a nivel psicológico, ya que estas intervenciones perseguirán la deshabituación del enfermo alcohólico, la prevención y manejo de las posibles recaídas, así como lograr un cambio comportamental modificando las cogniciones y creencias en torno al alcohol y su consumo.

Una opción de tratamiento que ha mostrado gran efectividad, son los grupos de autoayuda como AREVA, que nacen alrededor de los años 30 en Estados Unidos, de la mano de un grupo de enfermos que querían encontrar una solución adecuada a su enfermedad. Estos grupos se basan en el apoyo mutuo e incondicional, además de trabajar bajo una estricta confidencialidad, siendo los propios enfermos alcohólicos los que, mediante su intercambio de experiencias trabajan alternativas de respuesta a las situaciones de riesgo.